Mini tramp: el entrenamiento ideal para bajar de peso

El verano es la estación en la que gran cantidad de personas hacen una pausa en el trabajo y se toman un descanso, algunos dentro de la Provincia, y otros fuera, pero lo cierto es que es una linda época para hacer reuniones con familiares y amigos y disfrutar de un lindo encuentro, en el que además de las charlas, las risas y los buenos momentos, la comida también está presente.

Y justamente cuando le damos mucho protagonismo a la comida, se puede transformar en una “preocupación” para muchas si la aguja de la balanza marca un poco más que antes, pero nada tan problemático que no se pueda solucionar con una dieta saludable y con actividad física.

Saltar en un mini trampolín es una excelente opción para bajar de peso y ganarle la batalla a la balanza.

Revista High entrevistó a la instructora en Mini Tramp María Celeste Cabrera, para que nos cuente sobre ese efectivo entrenamiento.

Se trata de una actividad grupal aeróbica que  sirve principalmente para adelgazar. Se practica en un pequeño trampolín redondo que soporta 150 kg y está destinada a todo tipo de personas (excepto embarazadas y aquellas que tienen vértigo) que les guste saltar y divertirse.

Cada clase tiene una duración de 60 minutos y se alternan ejercicios de intensidades leve, moderada y alta, arriba del trampolín. El tren inferior es la zona del cuerpo que más trabaja, como por ejemplo, los glúteos, los cuádriceps, los abductores, los gemelos, entre otros músculos, pero también existe cierta tensión en los brazos. Hay instructores que dedican los últimos minutos de la clase para ejercitar especialmente los abdominales y los brazos. Si querés mejorar la tonicidad, recomienda complementar el entrenamiento con otra gimnasia.

Además de perder peso, se estima que se gastan aproximadamente 600 calorías por cada encuentro deportivo.

El Mini Tramp sirve para eliminar grasas, fortalecer músculos, huesos y articulaciones, mejora la coordinación y el equilibrio, tonifica los glúteos y  las piernas, y ayuda a la circulación sanguínea.

Se sugiere entrenar tres veces por semana y para ver los resultados, hay que esperar que pasen dos o tres meses de actividad constante y mantener una dieta saludable.

Cuatro tips para tener en cuenta

Saltá en el mini tramp siempre con zapatillas deportivas.

Ingerí alimentos por lo menos 30 minutos antes de la clase.

Usá ropa ajustada al cuerpo para evitar que se enganche en los resortes. Las calzas son una excelente opción.

Utilizá un buen corpiño deportivo.  Si es necesario, usá dos.

¡Empezá con este entrenamiento y seguí disfrutado del verano!

 

Si te interesó esta nota podés leer más haciendo click acá.

Por Andrea Rizzo